[74]
Revista Ciencia Nor@ndina 5(1): 74 - 92 (2022) Artículo de revisión
e-ISSN: 2663-6360, p-ISSN: 2707-9848 doi: 10.37518/2663-6360X2021v5n1p74
Uso de subproductos acuícolas en la elaboración de ensilajes biológicos y
químicos: una revisión
The use of aquaculture by-products in the production of biological and chemical silage: a
review
Gina De La Cruz-Calderón
1*
Nátaly Perales Dávila
2
Pedro W. Gamboa-Alarcón
1
1
Universidad Nacional Autónoma de Chota (UNACH). Jr. José Osores N° 418, Chota, Cajamarca, Perú
2
Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Perú.
* Autor de correspondencia [e-mail: ginadelacruz499@gmail.com]
RESUMEN
En los últimos años la demanda de los productos acuícolas se ha incrementado, por tanto
nuevos sistemas de crianza fueron implementados para optimizar la cadena productiva,
no obstante, los residuos se incrementaron afectando el medio ambiente; ante esta
situación, existen iniciativas para aprovechar los residuos mediante la generación de
subproductos como los ensilajes químicos y biológicos; estos productos son aplicados a
diferentes sistemas de crianza y de acuerdo a las investigaciones realizadas hay evidencias
que han demostrado buena aceptabilidad del producto, aumento en el crecimiento,
ganancia de peso, resistencia a enfermedades y beneficio económico para los
productores. En ese sentido, la presente revisión tiene por objetivo identificar los
principales residuos acuícolas que son utilizados, así como los insumos para la obtención
de ensilajes, además, de los principales aditivos utilizados por los investigadores y evaluar
los efectos del uso de subproductos acuícolas en sistemas de crianza. Según lo revisado
los principales efectos de la aplicación de ensilados permite la ganancia de peso, mayor
resistencia a las enfermedades y mayor tasa de crecimiento; además los microorganismos
más utilizados en los ensilajes biológicos son los del género Lactobacillus con 28,6% y la
especie Aspergillus Oryzae con 10%.
Palabras clave: fermentación, residuos, aprovechamiento, vísceras, sostenibilidad.
ABSTRACT
In recent years the demand for aquaculture products has increased, therefore new
breeding systems were implemented to optimize the production chain, however waste
increased affecting the environment; in this situation, there are initiatives to take advantage
of waste through the generation of by-products such as chemical and biological silage;
These products are applied to different breeding systems and according to the research
De La Cruz, Perales y Gamboa (2022). Uso de subproductos…
[75]
carried out, there is evidence that has shown good acceptability of the product, increased
growth, weight gain, resistance to diseases and economic benefit for producers. In this
sense, the objective of this review is to identify the main aquaculture residues that are used,
as well as the inputs for obtaining silage, in addition to the main additives used by
researchers, and to evaluate the effects of the use of aquaculture by-products in breeding
systems. As reviewed, the main effects of the application of silage allow weight gain,
greater resistance to diseases and higher growth rate; In addition, the microorganisms
most commonly used in biological silages are those of the genus Lactobacillus with 28.6%
and the species Aspergillus Oryzae with 10%.
Keywords: fermentation, residues, utilization, viscera, sustainability
INTRODUCCIÓN
La acuicultura se ha convertido en una
actividad económica importante que en un
futuro sustituirá casi por completo a las
capturas pesqueras tanto en países de
Latinoamérica y del mundo, los cultivos que
se producen son peces (salmón, trucha,
turbot carpa, tilapia), moluscos (ostras,
ostiones, mitílidos, abalón rojo) y algas
(pelillo); la lista de principales países
productores en Latinoamérica la encabezan
Chile, Brasil, Ecuador y México (FAO, 2020).
En consecuencia, con el auge de la
producción acuícola, los residuos
generados también han aumentado.
Debemos mencionar que, durante el
procesamiento de productos acuícolas, los
residuos representan entre el 60 y 70 por
ciento del total de la producción (Ballester-
Moltó, 2017).
La actividad de la acuicultura a nivel
artesanal e industrial genera alrededor de
29 millones de toneladas de residuos en el
mundo, a lo largo de la cadena de
procesamiento, almacenamiento,
distribución y comercialización
(Spanopoulos-Hernandez et al., 2010)
A los residuos de la acuicultura se le atribuye
a la causa transmisión de enfermedades; la
contaminación de ríos, lagos y mares, lo que
genera un impacto ambiental considerable
sobre los ecosistemas (Méndez et al., 2018).
Sin embargo, los residuos acuícolas como
vísceras, pieles, huesos, cabezas, colas y
escamas, también tienen un gran potencial
de aprovechamiento debido a la presencia
de biocomponentes como péptidos,
colágeno, omega 3, quitina, enzimas,
minerales, hidroxiapatita, carotenos, y
aminoácidos que aumentan el contenido
proteico, y de acuerdo a los avances en la
investigación tecnológica, desarrollo y
aprovechamiento, se permite que estos
residuos sean utilizados en el sector de la
agricultura, como harina, abonos orgánicos
y en forma de ensilajes que luego son
administrados en diferentes sistemas de
crianza de aves, ganado y peces, de este
modo disminuir el impacto ambiental que
generan estos residuos (Gaviria et al., 2021).
Por otro lado, los ensilajes son una de las
alternativas más relevantes para el
aprovechamiento de los residuos del
fileteado de los productos acuícolas; debido
a su bajo costo y alto valor nutricional se
obtienen después de mezclar, peletizar y
secar diferentes formulaciones utilizando
sustancias químicas (ensilaje químico) y/o
microorganismos (ensilaje biológico) que
reducen el pH a valores muy cercanos a 4,
donde se mantiene todas las características
fisicoquímicas y microbiológicas del ensilaje;
luego son utilizados para formular raciones
De La Cruz, Perales y Gamboa (2022). Uso de subproductos…
[76]
para aves, ganado y peces, entre otros
(Herrera & Vargas, 2021).
En ese contexto, el objetivo de esta revisión
es recopilar informaciones sobre el nivel de
producción acuícola que tienen los
principales países de Latinoamérica y sus
residuos, los métodos de obtención de
ensilajes por investigadores
latinoamericanos como del mundo y el uso
de residuos acuícolas en sistemas de crianza
de ganado, aves y peces.
MATERIALES Y MÉTODOS
Se analizaron 74 artículos de diversas
fuentes como Scielo, Scopus, Taylor &
Francis, Alicia, La Referencia.
Los criterios analizados fueron que sean
artículos enfocados en la elaboración de
ensilajes de residuos de la actividad acuícola
proveniente principalmente de especies
como tilapia, trucha, otras especies de
pescado, crustáceos, moluscos y algas, con
enfoque a aplicación en alimentación
animal que sean artículos redactados en
español e inglés, realizados por
investigadores de todos los países,
desarrollados en los últimos 10 años. Se
excluyeron los artículos de caracterización.
El presente estudio tiene por objetivo
analizar el avance que tienen las
investigaciones respecto a la elaboración de
ensilajes, los insumos base y los insumos
que aplica al proceso de elaboración, así
como los resultados obtenidos hasta el
momento.
Actividad acuícola
A nivel mundial los tres principales países de
productos acuícolas son China con 47,6
millones de toneladas, India con 7,1 millones
de toneladas e Indonesia con 5,4 millones
de toneladas; desde el año 2013, el salmón
y la trucha son los productos más
comercializados internacionalmente; otro
grupo de importancia son los camarones y
langostinos, que alcanzó una producción de
82,1 millones de toneladas en 2018, que
representa un 3,2 por ciento más que en
2017 (FAO, 2018).
A nivel de Latinoamérica, Chile ocupa el
primer lugar con la producción de 415,0 mil
toneladas de productos acuícolas, seguida
por Brasil, Colombia, Perú y Argentina. Las
principales actividades acuícolas en Chile
fueron la salmonicultura, la mitilicultura y el
cultivo de algas, que aportaron 50,2, 33,6 y
9,2 por ciento respectivamente a la
producción nacional (SUBPESCA, 2018). En
Brasil, la principal producción corresponde a
la tilapia, seguido del camarón blanco y la
carpa (FAO, 2020). La principal producción
acuícola en Colombia está representada en
60 por ciento por tilapia (Oreochromis sp.),
seguida por 17 por ciento de producción de
la cachama (Piaractus brachypoms), 20 por
ciento de trucha arco iris (Oncorhynchus
mykiss) y 3 por ciento de otras especies
(Mass Rosso & Caro Madera, 2020). En el
caso del Perú, la producción se enfoca en la
trucha (Oncorhynchus spp), Tilapia
(Oreochromis spp), Langostinos
(Litopenaeus spp), concha de abanico
"scallops", y algunos peces amazónicos
como gamitada (Colossoma sp), paco
(Piaractus sp), etc., además de otros
recursos hidrobiológicos de procedencia
marina, que pueden llegar a ser un rubro de
producción económica muy importante por
las condiciones que ofrece el territorio
nacional en cuanto al clima y gran extensión
de los espejos de agua propicios para la
actividad acuícola (FAO, 2018). La
producción acuícola en Argentina es
aproximadamente de 2 592 toneladas en el
año 2019, sus principales especies es el
cultivo de trucha arco iris (Oncorhynchus
De La Cruz, Perales y Gamboa (2022). Uso de subproductos…
[77]
spp) en la región de la Patagonia norte y
pacú (Piaractus mesopotamicus) en la
región del noreste argentino (Carciofi et al.,
2021). Estas dos especies representan en
conjunto cerca del 90 por ciento de la
producción acuícola nacional. El 10 por
ciento restante de la producción la
comprende el grupo de las carpas, tilapias,
surubíes, e incluso especies marinas como
moluscos bivalvos cultivados principalmente
en policultivo en una de las provincias de la
región del noreste del país donde se registra
un gran número de pequeños productores.
La producción acuícola mundial que
comprende pescado, crustáceos, moluscos
y otros animales acuáticos alcanzó 178,5
millones de toneladas en 2018, lo que
representa un incremento del 3,4 por ciento
comparado con el año anterior. En cuanto a
la producción acuícola se alcanzó un
máximo de 82,1 millones de toneladas en
2018, un 3,2 por ciento más que en 2017
(FAO, 2018).
En la Tabla 1 se observa las principales
especies en el mundo, la tilapia del Nilo, y
la trucha arcoíris, así como el camarón rojo
y los cangrejos son especies
preponderantes en Perú como para la
pesca y consumos del resto del mundo.
Residuos acuícolas
Los productos de la pesca y la acuicultura
generan un 35 por ciento de desperdicio
por cada captura al año, para reducir esto
cada país implementa políticas,
reglamentos, tecnología en servicios e
infraestructura; estos desechos pesqueros
sirven para la producción de ensilajes,
fertilizantes y como alimento de animales
como mamíferos, peces y aves; una fuente
importante de nutrición y pueden utilizarse
con eficacia gracias a las tecnologías en
transformación de alimentos (Cunha et al.,
2019).
Tabla 1. Principales especies acuícolas a nivel mundial 2018
Nombre Científico
Nombre Español
Ctenopharyngodon idellus Q
Carpa China
Penaeus vannamei Q
Camarón patiblano
Oreochromis niloticus Q
Tilapia del Nilo
Cyprinus carpio Q
Carpa
Ruditapes philippinarum Q
Almeja Japonesa
Catla catla Q
Catla
Salmo salar Q
Salmón común o Salmón del Atlántico
Pangasianodon hypophthalmus Q
Basa/ Striped catfish
Labeo rohita Q
Labeo roho/ Rohu
Chanos chanos Q
Sabalote/Pez de leche
Sinonovacula constricta Q
Tagelus estrecho, Navaja china o
almeja Agemaki,
Oncorhynchus mykiss Q
Trucha Arcoiris / Rainbow trout
De La Cruz, Perales y Gamboa (2022). Uso de subproductos…
[78]
En el contexto del Covid 19, se vieron
afectadas las actividades productivas, como
calcula la FAO, (2020) la acuicultura podría
tener una caída de 1,3 por ciento, debido a
la interrupción de la cadena de suministro
que causó el confinamiento; además de
una mayor pérdida de producto y de
desechos. Dentro de este contexto también
la población enfocó su interés en productos
naturales con alta fuente nutricional como
el pescado, pero además buscan alimentos
no perecederos, en consecuencia; el
creciente interés por los subproductos
acuícolas, principalmente por la calidad
nutricional de sus residuos, que acorde con
De Souza et al. (2017) los principales son
omega-3, calcio, fósforo, hierro y
aminoácidos.
Dentro de los residuos acuícolas podemos
encontrar dos clases, según
(Abreu et al., 2021), clasificados en
comestibles (carne adherida a los huesos y
virutas) y no comestibles (huesos, escamas,
vísceras y cabeza). De acuerdo con el
estudio de Sierra et al. (2018) encuentran
que el acumulado de subproductos en la
actividad acuícola va de un 40 a un 60 por
ciento, mientras tanto Villa (2021) muestra
que en el caso de fileteado los desechos
que llegan a originarse van del 60 por
ciento hasta 72 por ciento, quedando sólo
un 28 a un 40 por ciento aprovechable, y
de acuerdo a Martínez, citado por
(Suarez et al., 2018) estos residuos se
componen principalmente de restos de
fileteo (15-20 por ciento), piel y aletas (1-3
por ciento), huesos (9-15 por ciento),
cabezas (9-12 por ciento), vísceras (12-18
por ciento) y escamas (5 por ciento). Cabe
hacer hincapié en que el aprovechamiento
de residuos depende de su composición
que a su vez va a depender de la especie,
edad, sexo, etc. pero los subproductos de
la acuicultura se considera ricos en grasas y
minerales, contienen aminoácidos
(colágeno y gelatina), ácidos grasos
poliinsaturados (EPA y DHA) y enzimas
(pepsina, tripsina, quimotripsina y
colagenasas, obtenidas principalmente de
las vísceras).
Impactos de los ensilajes en el medio
ambiente
En la actualidad, el inadecuado manejo de
los residuos sólidos y líquidos (cabezas,
espinazos, aletas, pieles, vísceras, aguas
residuales, agua sangre, entre otros), que
se generan en el cultivo y procesamiento
de las truchas, producen un impacto
negativo en el medioambiente, daños al
medio acuático y la salud de los peces.
Carece actualmente un tratamiento de
residuos que se maneje con medidas
sanitarias seguras y ambientalmente
responsables. En este sentido, para esta
variable se proponen líneas de
investigación aplicadas en alternativas
eficientes para el tratamiento y la
disposición de residuos sólidos, como la
producción de ensilaje químico, harinas
residuales y aceites para alimento animal de
aves, porcinos, vacunos, ovinos, entre
otros; así como fertilizantes para la
agricultura y biocombustible (biodiesel).
Con relación a los residuos líquidos, se
debe investigar en sistemas de tratamiento
de aguas residuales que permitan la
recuperación de grasas, aceites y sólidos
antes de devolver el agua al
medioambiente (Rainuzzo, 2020).
Actividad acuícola y sostenibilidad
ambiental
Del total del sector pesca y acuicultura,
(FAO, 2020) refiere que la pesca de captura,
con 96,4 millones de toneladas, representó
un 54 del total, mientras que la acuicultura,
De La Cruz, Perales y Gamboa (2022). Uso de subproductos…
[79]
con 82,1 millones de toneladas, representó
el 46 por ciento. Respecto a residuos
sólidos de acuerdo a la (SUBPESCA, 2018)
en la actividad acuícola los peces generan
un total de 78 tipos de residuos, por otra
parte, las algas 64 y los moluscos 48 tipos.
Lo que ha hecho que se evalué diferentes
iniciativas de producción sostenible
ambientalmente como FAO: estableció en
1995 un "Código de Conducta para la Pesca
Responsable". El FEAP en el año 2000
ejecuta el "Código de conducta para la
acuicultura europea" (2000), actualmente
en proceso de revisión. EVAD en 2008
establece una "Guía para la co-
construcción de los indicadores de
desarrollo sostenible en la acuicultura. En
2009 se crea un Acuerdo de la Alianza
Mundial de Acuicultura (GAA) y
GLOBALGAP para la elaboración y
armonización de los sistemas de
certificación para el sector de la acuicultura
en todo el mundo. En Perú el sector
acuícola debe cumplir con los lineamientos
del Reglamento de Gestión Ambiental de
los Subsectores Pesca y Acuicultura.
Los impactos ambientales de la producción
de piensos van más allá de la tierra y el
agua que se necesitan. La dependencia de
la acuicultura de los peces silvestres como
ingredientes alimentarios puede exacerbar
la presión sobre los ecosistemas marinos,
de acuerdo a lo concluido por Brummet &
Hargreaves, (2019), puesto que los peces
aceitosos usados con ese fin son base de la
cadena alimenticia marina. Por su parte
(FAO, 2020) muestra que, en 2018, la
cantidad de pesca utilizada para harina y
aceite de pescado, tuvo un alza a unos 18
millones de toneladas debido al aumento
de las capturas de anchoveta peruana, gran
parte de este insumo es utilizado por la
Acuicultura; no obstante, Brummet &
Hargreaves, (2019) mencionan que dentro
de su elaboración un 25 a 35 por ciento de
los insumos son residuos de pesca.
Métodos alternativos en la tecnología del
ensilaje
El ensilaje de pescado es, en palabras de
Ahuja et al. (2020) y Peña García et al.
(2020) un producto líquido que se obtiene
de residuos de pescado, o de otras
especies marinas y acuícolas. En el caso del
ensilaje biológico el producto es licuado
por acción de enzimas endógenas que
metabolizan un sustrato rico en
carbohidratos; generando ácido láctico que
favorece la proteólisis e inhibe el desarrollo
de microorganismos putrefactivos y
patógenos Berenz, citado por Yamadaa et
al. (2000).
El proceso de ensilaje ácido fue iniciado en
Finlandia en 1920 por Virtanen, (Ramírez-
Ramírez et al., 2020) agregando ácido
clorhídrico y sulfúrico para la conservación
de forrajes. En 1936, se adaptó un método
para conservar y licuar diferentes tipos de
peces y desechos de pescado. La
producción de ensilaje de pescado a escala
industrial comenzó en 1948 en Dinamarca,
posterior a esto en 1974, científicos
noruegos presentaron un programa de
investigación a gran escala para producir
ensilaje de pescado a partir de vísceras y
despojos. El procesamiento de ensilaje de
pescado se hizo cada vez más popular en
Noruega, junto con el rápido crecimiento
de la acuicultura, lo que permitió que los
aceites y proteínas del ensilaje de pescado
reemplazaran a la harina de pescado y el
aceite de pescado capturado según afirma
Anón citado por Ahuja et al. (2020).
Por otra parte Barriga-Sánchez et al. (2019)
explica que en los ensilajes químicos la
materia prima es triturada y además se
adicionan ácidos orgánicos (fórmico,
De La Cruz, Perales y Gamboa (2022). Uso de subproductos…
[80]
propiónico) o inorgánicos (sulfúrico y
clorhídrico) y mezclas de ácido acético,
metanoico y fosfórico, luego son mezcladas
para que las enzimas puedan actuar en el
medio, el ácido fórmico es el que asegura
la conservación de los ensilajes evitando un
descenso excesivo del pH, asegurando la
activación de enzimas endógenas e
inhibiendo la flora patógena.
Ramírez-Ramírez et al. (2020) indican que
el ensilaje de pescado es una fuente
excelente de proteínas, lípidos y minerales
con grandes propiedades biológicas para
alimentación animal; además que presenta
beneficios antibacterianos y antioxidantes.
Tecnología del ensilaje en la alimentación
animal
Como lo hace notar Villani, citado por
Terrones España & Reyes Avalos, (2018) los
probióticos del ensilaje modifican el
microbiota del tracto gastrointestinal del
hospedador y generan compuestos
benéficos para el crecimiento y la
inmunidad de los organismos que lo
consumen. Además, en la opinión de Villa
Ramírez, (2021). La elaboración del ensilaje
de pescado es una práctica de poca
inversión, tecnológicamente sencilla,
económica y ambientalmente amigable. En
la producción de pollos, cerdos y ganado
vacuno de engorde; la nutrición es un
punto determinante, porque va ligada a los
costos de los insumos, como harina de
pescado y torta de soya, que en ciertas
situaciones son muy costosos, de acuerdo
a Sánchez Suarez &
Ochoa Mogollon (2016) estos costos hacen
una cuota del 60 al 80 por ciento del costo
total de producción; en lo que respecta a la
elaboración de soya no es suficiente para
subir los requerimientos de la alimentación
animal mundial, lo que se ha visto
reforzado en el último decenio debido al
procesamiento de biocombustibles a partir
de residuos de soya; toda esta situación
lleva a los productores a buscar nuevas
alternativas que sean accesibles y además
puedan suplir los aportes nutricionales de
los piensos como la harina de pescado
(Garcés et al., 2015). El ensilaje de pescado
ha reemplazado a piensos en la
alimentación de aves, cuyes y de los
mismos peces con resultados positivos, aun
así, Gaviria et al. (2021) tiene la posición que
resulta de gran importancia científica
complementar el análisis de los parámetros
de nutricionales y zootécnicos, con los
indicadores confiables del estado de salud
y expresión fisiológica de los pollos.
Valenzuela et al. (2015) afirma que en el
punto de vista nutricional se comprobó que
el ensilaje de pescado tiene un elevado
nivel proteico (≈40-55 % base seca) y un
perfil aminoacídico beneficioso para los
animales no rumiantes, con
concentraciones superiores de
aminoácidos limitantes para las aves de
corral como metionina y lisina que otras
fuentes proteicas, el reemplazo de los
concentrados proteicos por ensilaje debe
ser analizado en cuotas específicas en las
dietas de pollos , con el fin de evitar que en
la carne se hallen atributos sensoriales
desagradables como olor y sabor a
pescado. Garcés et al. (2015) muestra
resultados de diferentes autores, como el
de Gómez et al. (2014) que indican que, las
codornices ganan más peso con la adición
del 10 por ciento de la mezcla o el de Al-
Marzooqi et al. (2010) quienes identificaron
que los pollos con superior ganancia de
peso diaria y final fueron los que consumían
10 y 20% de inclusión de ensilaje de
pescado, en comparación con los animales
que consumían 0 y 30% de inclusión
lograban ganancias de peso diarias
De La Cruz, Perales y Gamboa (2022). Uso de subproductos…
[81]
inferiores y al final el de
Betancourt et al. (2005) que obtuvieron una
dieta más favorable con un 20% de ensilaje
de vísceras de trucha en los pollos de
engorde.
Para Garcés et al. (2015), un mayor
rendimiento en canal va a depender de
factores como peso, edad, nutrición y sexo
de los pollos. En el caso de su utilización
en las dietas para cerdos, Calderón-
Quispe et al. (2017) hacen notar que
niveles altos de inclusión de la ración
producen sabor a pescado en la carne,
afectando su aceptabilidad por los
consumidores; afirma que para el caso de
los ovinos, al ser rumiantes tienen un
sistema digestivo que les permite
transformar alimentos bastante groseros
(forrajes, pastos y subproductos
agroindustriales) en productos de alto
valor biológico; en esta especie y en otros
rumiantes al tener alta demanda de
alimento no se les puede incluir la harina
de pescado por su costo elevado, pero se
ha comprobado que el ensilaje en
raciones fibrosas incrementa la fuente de
proteína y energía; incrementa el peso
vivo, mejora las características de la carne,
reduce la producción de metano ruminal.
La aplicación de los ensilajes líquidos en
dietas de animales productivos es
compleja, debido a la dificultad de mezcla
con dietas que tienen aproximadamente
85 por ciento de materia seca, lo que
repercute en su conservación,
almacenamiento y la forma de ofrecer las
raciones a los animales. Como solución a
esta problemática los ensilajes líquidos se
han mezclado con diferentes tipos de
cereales u oleaginosas para facilitar su
secado y utilización. A juicio de
Sierra et al. (2018) los hidrolizados de
pescado presentan un excelente
equilibrio de aminoácidos y una buena
digestibilidad, una rápida adsorción,
tienen sendas propiedades funcionales
que han sido poco estudiadas pero que
son determinantes en la formulación de
alimentos; como por ejemplo una
capacidad emulsionante, capacidad de
retención de aceite, capacidad de
formación de espuma y capacidad de
retención de agua. Además, son una
fuente muy importante de péptidos
bioactivos, los cuales podrían tener efectos
antimicrobianos, antihipertensivos,
antioxidantes, inmunomoduladores,
antitrombóticos o anticancerígenos,
dependiendo de su secuencia,
composición y mero de aminoácidos.
En un estudio reciente en Indonesia, Riyadi
et al. (2021) analizó el hidrolizado de los
desechos de las vísceras de tilapia, a través
de un cribado LC-HRMS que mostró que
hay 99 compuestos y ocho péptidos. El
análisis PASS se utiliza para predecir el
potencial de actividad biológica. La mayor
parte del contenido total del producto
tiene una actividad biológica potencial
como antiinflamatorio. Sus resultados
indicaron que el hidrolizado de desechos
de vísceras de tilapia tiene potencial como
antiinflamatorio. En la opinión de
Valenzuela et al. (2015) el ensilaje de
pescado es una buena opción por ser
amigable con el medio ambiente,
tecnológicamente simple y tener un
proceso de elaboración más económico.
RESULTADOS Y DISCUSIONES
En la figura 1 podemos observar que de los
artículos encontrados el 23,33 por ciento se
han desarrollado en base de residuos de
fileteado de tilapia (incluidas vísceras,
cabezas, espinas, etc.), 6,67 por ciento a
vísceras de tilapia, 16,67 por ciento vísceras
De La Cruz, Perales y Gamboa (2022). Uso de subproductos…
[82]
de trucha arcoíris, 13,33 por ciento residuos
de faenado de trucha, 10 por ciento a otras
especies de peces, y 26,64 por ciento los
demás (langostinos, camarón, moluscos y
algas).
Figura 1. Fuentes acuícolas de los ensilajes descritas en los estudios analizados
En la figura 02 se muestra las principales
cepas y ácidos aplicados al proceso de
elaboración, vemos que el 53 por ciento
de las investigaciones del estudio
realizaron ensilaje bacteriano y un 16,7
por ciento ensilajes ácidos y 30 por ciento
no especifica, del ensilaje bacteriano las
cepas más utilizadas fueron bacterias
ácido lácticas y Aspergillus Orizae.
Además, se están estudiando
combinaciones de Lactobacillus con
Streptococcus thermophylus, como de
Aspergillus O. con Saccharomyces
cerevisiae. Los Lactobacillus aplicados son
L. plantarum, L. bulgaricus, L.lactis, L.
fermentus, L. brevis, Lactobacillus johnsonii
y L. sp. La fuente de los inóculos ha sido
tanto de fuente natural como comercial,
entre ellas ácido fórmico, ácido acético,
ácido sulfúrico y ácido sórbico.
17.65%
5.88%
17.65%
11.76%
2.94%
2.94%
5.88%
2.94%
2.94%
2.94%
2.94%
2.94%
2.94%
5.88%
2.94%
2.94%
2.94%
5.88%
5.88%
0.00% 6.00% 12.00% 18.00% 24.00%
Residuos de filete de tilapia del Nilo…
Víceras de tilapia roja ( O. spp. )
Vísceras de Trucha arcoíris (O. m.)
Residuos del faenado de Trucha…
Vísceras de Trucha arcoíris O.m. y…
Cabezas de langostinos fresco
Cabezas de langostino y residuos de…
Residuos de langostino (L. vannamei)
Subproductos de camarón (Pandalus…
Las vísceras y mantos del molusco…
Vísceras de molusco Mantus purpuratus
Alga Gracilaria chilensis
Residuos de alga parda (L.t.)
Subproductos cocidos y vísceras…
Desechos de pescado y cáscara de piña
Vísceras de Doncella
Canales de carpa común
Desechos de salmón del Atlántico…
Residuos de salmón (pieles,huesos,…
Tilapia
Trucha
Langostinos
Molusco
s
Algas
Otras especies de
peces
Salmónid
os