[68]
Revista Ciencia Nor@ndina 5(1): 68 - 73 (2022) Comunicación corta
e-ISSN: 2663-6360, p-ISSN: 2707-9848 doi: 10.37518/2663-6360X2021v5n1p68
Tacabamba, “el pueblo que canta”
Tacabamba, “the town that sings”
Alvaro Nilton Gálvez Oblitas
1,*
Carlos Alberto Miranda Cieza
2
1
Institución Educativa Julio Ramón Ribeyro, Vilcasit, Tacabamba, Chota, Cajamarca, Perú
2
Universidad Nacional Autónoma de Chota (UNACH), Ciudad Universitaria Colpamatara, 06120, Chota,
Cajamarca, Perú
*
Autor de correspondencia [e-mail: carlosmirandosky@gmail.com]
RESUMEN
La toponimia estudia la etimología de los nombres de lugares. El nombre de cada pueblo
tiene un sentido relacionado con las características propias de la zona. Es así como el
nombre del distrito de Tacabamba (Chota, Cajamarca) tiene significado quechua
relacionado con sus raíces y su historia, pero con una interpretación errónea que se ha
mantenido por décadas. El objetivo de este trabajo es dar a conocer el significado real del
nombre de Tacabamba, además que sirva como aporte para que investigadores
profundicen sus estudios en desentrañar los misterios que guarda la historia de cada pueblo.
Para ello se realizó una investigación documental de fuentes categóricas de investigadores
expertos en el tema; de esta manera se logó descubrir nuevos resultados, donde se
demuestra que el nombre Tacabamba efectivamente proviene de dos voces quechuas, pero
con significado distinto, que quizá, puede trascender en la esencia espiritual del poblador.
Palabras Clave: Etimología, historia, distrito, códice.
ABSTRACT
Toponymy studies the etymology of place names. The name of each town has a meaning
related to the characteristics of each area. This is how the name of the district of Tacabamba
(Chota, Cajamarca) has a Quechua meaning related to its origins, but with a misinterpretation
that has been maintained for decades. The objective of this work is to show the real meaning
of the name of Tacabamba, in addition to serving as a contribution for researchers to deepen
their studies in unraveling the mysteries that the history of each town keeps. For this, a
documentary investigation of categorical sources of expert researchers on the subject was
carried out; In this way it was possible to discover new results, where it is shown that the name
Tacabamba actually comes from two voices, but with a different meaning, which perhaps can
transcend the spiritual essence of the Tacabambino inhabitant.
Gálvez y Miranda (2022). Tacabamba, “el pueblo que canta”
[69]
Keywords: Etymology, history, district, codex.
INTRODUCCIÓN
Tacabamba es uno de los diecinueve distritos
que conforma la provincia de Chota, ubicado
en la zona centro-oriental de la región de
Cajamarca. Se encuentra aproximadamente a
2060 msnm. Geográficamente, está ubicada
en la región natural o piso altitudinal de la
yunga fluvial (Pulgar Vidal, s.f.), con un relieve
ligeramente agreste; además, de poseer un
clima cálido templado la mayor parte de año,
con presencia de lluvias en la estación de
verano. Tacabamba es uno de los distritos
más importantes de la provincia y esta radica
no solo en su imponente geografía, sino en
su cultura, arqueología e historia, siendo
parte de esta última la etimología de su
nombre, cuyo origen tiene un significado
histórico-geográfico que forma parte de la
identidad cultural del pueblo, la misma que
está inmersa en su sistema educativo inicial,
primario y secundario, y se refleja claramente
en las actividades de proyección social
propias de la localidad. Sin embargo, la
etimología del nombre Tacabamba hoy se ha
convertido en un tema prioritario de discusión
por no tener sustento documental, que es
necesario develar.
De esta manera, queda justificada la
realización de este trabajo de investigación
porque es parte inherente de la vida del
pueblo. Por tal motivo, el presente artículo
tiene por objetivo conocer el verdadero
significado etimológico del nombre
Tacabamba y que sirva como aporte para que
investigadores profundicen sus estudios en
desentrañar los misterios que guarda la
historia de cada pueblo.
MATERIALES Y MÉTODOS
El trabajo presenta un estudio cualitativo, de
naturaleza descriptiva, estructurado por la
revisión exhaustiva de la literatura. Se optó
por este tipo de estudio, ya que las fuentes
pertenecen a la tradición histórica del origen
de los pueblos del Perú, y es imperante que
la descripción y narración en ciertos aspectos
se hagan de manera detalla porque forman
parte de la base argumentativa para
demostrar la veracidad de este trabajo.
La investigación se realizó en base al material
disponible y no se requirió de un tiempo
definido por ser un hecho histórico.
Contextualmente, abarca al distrito y sus
comunidades durante su proceso histórico, ya
que parte de su geografía y especialmente
sus costumbres han influido para el
significado de su nombre, donde están
inmersos sus pobladores en el proceso de su
formación histórica.
La búsqueda del material de consulta se
realizó en diversos archivos físicos y online,
como repositorios, bibliotecas de archivos
tradiciones y códices. No hubo un criterio
para la selección del material de búsqueda,
porque al ser un tema que involucra a un
distrito de la sierra del Perú profundo, no se
encuentra el suficiente material requerido y si
específicamente se refiere a la etimología, la
existencia de información es muy escasa; por
ende, la base en la que se asienta el estudio
fueron los pocos libros de historia y códices
originales de autores renombrados que
refieren al tema.
Otro aspecto que se ha tenido en cuenta es
la actualización de la bibliografía; ya que, al
ser un tema histórico y de un contexto
específico, no tiene estudios actuales. Por ello,
Gálvez y Miranda (2022). Tacabamba, “el pueblo que canta”
[70]
las fuentes de consulta datan de fechas
antiguas, siendo estas el mejor sustento
teórico que han logrado revelar la verdad, tal
como se demuestra en el estudio siguiente:
Si bien son pocas las referencias
documentales sobre este distrito, algunos
escritores e investigadores renombrados lo
mencionan en sus estudios, tales como el
obispo de Trujillo, Santo Toribio de
Mogrovejo (1593-1605); el naturalista italiano,
Antonio Raimondi (1824-1890); también el
obispo de Trujillo, Baltasar Jaime Martínez
Compañón (1737-1797), y sus famosas
acuarelas; y el arqueólogo, Federico
Kauffman Doig (1928-actualidad). Todos ellos
registraron la existencia del distrito, sin
embargo, no hicieron reseña alguna sobre la
etimología del nombre Tacabamba, excepto
el destacado docente tacabambino Augusto
Bocanegra Gálvez (1940-2021), quien, basado
en fuentes tradicionales, hace referencia del
nombre del distrito, tal como se muestra en
sus aportes:
Etimológicamente, la palabra Tacabamba
deriva de dos voces quechuas: TACA del
verbo TACAY que significa machucar,
moler, golpear y BAMBA que viene de
pampa que significa llano cubierto de
pastos. Los aborígenes decían
TACAYPAMPA que quiere decir “Pampa del
golpe” (Bocanegra, 1993).
Sobre la etimología de Tacabamba, en su
libro titulado “Pueblos del Perú”, Sanmartí
Busquets (1905) hace referencia al nombre del
distrito: “TACABAMBA. dist. Chota. - Ttacca
pampa. Llano ó lugar de separación”. En esta
referencia, el significado etimológico es
distinto al brindado por el conocimiento
tradicional de los pobladores; sin embargo,
no muestra referencias de rigor académico
sobre los términos.
La investigación realizada contraviene a
décadas de conocimiento tradicional y que,
en virtud de la verdad histórica, se afirma que
dicha etimología no existe en ningún registro,
visita o censo realizado por los españoles a
inicios de la época colonial. Lo que se ha
redescubierto de manera documentada es
que, a través del registro de visitas y códices
de los primeros años de la llegada de Pizarro,
el nombre Tacabamba efectivamente
proviene de dos voces quechuas, pero con
diferente significado, Taqui o Taci que
significa “tocar o cantar y Bamba o Bumba
que significa “pampa o pueblo”, cuya
derivación lingüística sería Taquibumba o
Tacibumba (Espinoza Soriano, 1967).
Siguiendo esta misma nea, Morales Chocano
(1977), basado en los documentos sobre la
visita hecha por Cristóbal de Barrientos a
Cajamarca en el año de 1540 y la visita
realizada por el doctor Gregorio González de
Cuenca, oidor de la Real Audiencia de Lima,
realizada en el año 1568, considera que estos
términos quechuas significarían “pueblo que
canta”, tal como lo expresa en el fragmento
de su investigación:
Tacabamba…etimológicamente es una
palabra compuesta, que deriva de dos voces
quechuas: Taca o Taqui que en castellano se
traduce como ''cantar" o "tocar" y Bamba o
Bumba que se traduce como "pampa"; esta
segunda voz se puede también traducir como
"pueblo"; unidas las dos significa "pueblo que
canta" o "pampa que canta". En la visita de
1568 al Reyno de Caxamarca, se menciona al
pueblo con el nombre de "Taquibumba"
(Espinoza Soriano, 1967) este antiguo nombre
se ajusta más al significado de "Pueblo que
Canta" (Morales Chocano, 1977).
Gálvez y Miranda (2022). Tacabamba, “el pueblo que canta”
[71]
Esta nueva afirmación histórica está
respaldada por Espinoza Soriano (1967),
quien, basado en el Códice de Guzmango,
realizó su estudio denominado “El primer
informe etnológico sobre Cajamarca, año de
1540”, afirma que dicho documento tiene
mayor validez como fuente histórica que la
copia que se encuentra en el Archivo General
de Indias en Sevilla, España, ya que este
contiene términos y frases en idioma original
que no fueron interpretados ni suprimidos
por el transcriptor y se mantiene como la
única copia fiel de la original. Este importante
códice se encuentra en el actual distrito de
Guzmango, provincia de Contumazá, región
de Cajamarca, donde registra la visita
realizada por Cristóbal de Barrientos en 1540,
por orden directa de Francisco Pizarro y el
cura Vicente Valverde a Chilete o Chiquilete,
en donde reunió a los líderes de todas las
guarangas, pachacas y ayllus de Cajamarca, a
fin de realizar un minucioso registro de la
cantidad de tributarios y tierras disponibles.
Este es el más antiguo registro sobre el
pueblo de Tacabamba, que reafirma su
existencia antes de la llegada de los
españoles, y que estaba bajo la denominación
de Tacababamba (Barrientos, 1540), cuyo
líder era el nativo de nombre Guamanyali,
quien se encontraba bajo las órdenes de la
huaranga de Mambamarca o Bambamarca,
donde el líder principal se llamaba Carvarrica.
Ya en aquel tiempo, el pueblo de
Tacababamba se encontraba poblado por
300 nativos, según manifestación del mismo
líder Guamanyali (Barrientos, 1540).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Como se puede notar en la investigación, la
etimología del nombre Tacabamba no tiene
una explicación fundamentada, por lo que el
significado “pampa del golpe fue producto
de algunos registros históricos que hacen
mención del distrito sin una profunda
investigación sobre su etimología hasta que
fue consolidándose por la tradición popular.
La verdadera etimología de este nombre
está fundamentada y develada en los textos
categóricos de Espinoza Soriano (1967) y
Morales Chocano (1977), demostrándose
que el significado real del nombre
Tacabamba no es “pampa del golpe, sino
“pueblo que canta.
Hay dos aspectos para tener en cuenta en el
origen del nombre: uno es la versión actual y
el otro, el nombre real.
El significado de “pampa del golpe está
establecido por el conocimiento popular,
pero no tan fuera de la realidad porque la
geografía le da sentido al mismo; sin
embargo, apareció sin el rigor científico que
la Etimología requiere, como se demuestra en
Sanmartí Busquets (1905), donde se toma de
otras versiones probablemente mal
interpretadas del idioma quechua. Caso
similar sucedió con los aportes del docente
Bocanegra Gálvez, quien, en su intención
pedagógica de ayudar a afianzar la cultura
local, toma los registros populares existentes,
sin una investigación exhaustiva. Este
significado primigenio, si bien parece
imperceptible, incide en aspectos del
quehacer local, como en la representación de
los telares, en ciertos matices de la letra de las
canciones oriundas, en la gastronomía, en la
agricultura y evidentemente en la información
académica impartida en los centros
educativos locales y difundida en revistas y
trabajos monográficos.
Igualmente, este nuevo significado
Gálvez y Miranda (2022). Tacabamba, “el pueblo que canta”
[72]
etimológico, probablemente no cambie
mucho las costumbres del distrito, pero es
evidente que ejercerá una ligera variación en
los aspectos de la vida pueblerina como en la
textilería, agricultura, gastronomía y
valoración espiritual, por tener origen de vena
artística. Esta afirmación no se puede
materializar con la sola verdad descubierta;
mucho dependerá de la importancia y acción
que tomen las diversas personalidades
locales, caso contrario, será solo una verdad
olvidada.
Otro aspecto fundamental con la revelación
de estos códices es la demostración que en la
historiografía no existe verdad absoluta, sino
que su estudio está siempre en proceso y
cada vez más cerca de ser redescubierta; por
lo tanto, lo que hoy es verdad, mañana puede
ser refutado.
CONCLUSIONES
En la presente investigación se
demuestra que “pampa del golpe” es una
etimología equivocada del nombre
Tacabamba, posiblemente aunada a
sonidos onomatopéyicos relacionados a su
geografía, agricultura y ganadería, con
inadecuada interpretación del quechua.
Este artículo tiene la imperiosa
obligación ética de demostrar e informar
sobre la verdadera etimología del nombre
del distrito de Tacabamba, cuyo significado
real es “pueblo que canta”. De esta manera,
se brinda la oportunidad de cambiar los
principios de la historia local sobre una base
documentada. Es probable que este nuevo
significado altere de forma minúscula la
esencia espiritual del poblador; además de
mostrar el sendero para que investigadores
principiantes o expertos tomen nuevas
perspectivas de la historia para realizar
nuevas investigaciones.
REFERENCIAS
Barrientos, C. (1540). Visita de las siete
guarangas de la provincia de
Caxamarca. W. Espinoza Soriano (1967).
En Revista peruana de cultura,
Homenaje a Ciro Alegría y a Rubén
Darío. Casa de la Cultura del Perú.,
11(12), p. 31.
Bocanegra, G. A. (1993). 100 años. Ciudad
Tacabamba.
Espinoza, S. W. (1967). El primer informe
etnológico de Cajamarca. Año de 1540.
En Casa de la Cultura del Perú. Revista
Peruana de Cultura, Homenaje a Ciro
Alegría y a Rubén Darío, 11(12), p. 36.
Morales, C. D. (1977). Arqueología de
superficie del área de Tacabamba.
Seminario de la Historia Rural Andina de la
Universidad Nacional Mayor de San
Marcos. Seminario, (1), p. 8.
Pulgar Vidal, J. (s. f.). Geografía del Perú.
Universidad Nacional Mayor de San
Marcos.
Sanmartí, B. P. (1905). Pueblos del Perú. San
Pedro.
https://books.googleusercontent.com/bo
oks/content?req=AKW5QadBPorMCWJW
_O6U8lSa0tdB3-
pGSjPab5FEIFor6XUyQSwS42npx2z5oG0x
92jbgW6SAKtXEFWHaU9-
KV8wJlt8XDZmORqHfG0L0SbihBX5X9AJs8
5TT0lLCW-kNXV3ImyF3zmpws-
ukVjYgpAY5X8eTu7mecefeKpSc2VYuJMm
rQw9M03jOOU5ja-
liHqL9oJym0TE4eoixzOhvPDUAnYymcjezc
0PwfWvsQ1Bu4FhGOBKsBSOjI9bCkVCVlk
NVe5jq1vHQGnsD1tEy8Qu4VIuYAVW2w
Gálvez y Miranda (2022). Tacabamba, “el pueblo que canta”
[73]
Recibido: 18-03-2022 Aceptado: 29-07-2021 Publicado: 31-07-2022